lunes, 31 de julio de 2017

RESEÑA: EL LAMENTO DE LOS INOCENTES




Título: EL LAMENTO DE LOS INOCENTES
Autor/a: MARCOS NIETO PALLARÉS
Saga: NO
Editorial: AUTOPUBLICADO
Género: THRILLER, POLICÍACA
Año de publicación: 2017
Nº de páginas: 140 digital, 230 papel
Edición: TAPA BLANDA, EBOOK
ISBN: 9781521728734



SINOPSIS
¿Y si nos muestra sus cartas?: escuchamos lamentos, ruegos, gritos y súplicas. ¿Y si, además, nos muestra también sus actos?: sangre, impactos de bala..., ojos en blanco. ¿Y si todo acontece en tiempo real? ¿Qué ocurre entonces? Sucede que el deber me llama. Un caso que llevará hasta sus límites al detective Jayden Sullivan y su poder oculto. Un asesino en serie que no esconde sus motivaciones... Y unas víctimas inocentes. 

OPINIÓN
¡¡Hola hola!! Hoy vengo con la reseña de otro libro que he leído dentro de un club de lectura, en concreto dentro del club de lectura Las lunas del reino de La reina lectora. Al principio no iba a apuntarme a esta lectura porque he estado bastante ocupada estas semanas pero después de que me dijeran que era un libro tan corto y que el otro libro del autor que habían leído les había encantado, pues al final me convencieron.

Y la verdad es que una novela que pintaba muy bien, al final me ha decepcionado un poco. Ha sido como estar viendo un mal capítulo de Mentes criminales o de Imborrable.

El protagonista de la novela es Jayden Sullivan, un detective de la policía de Nueva York. Y algo que lo hace único es que tiene un don. Es capaz de recordarlo todo. Desde que llevaba puesto un día específico de hace 20 años a la matrícula del taxista que lo llevó un día.

La acción empieza cuando un asesino en serie se pone en contacto con él para enseñarle como mata a sus víctimas. ¿Y qué es lo que busca este asesino? ¿Fama, publicidad, o algo más?

A lo largo de la novela,  acompañamos al inspector y a su compañera durante la investigación. Pero realmente tampoco es que haya una gran investigación, ya que lo que más abunda son los monólogos en tono poético. Al principio me parecía bastante original pero al cabo de un par de capítulos se me hizo bastante pesado.

Por otra parte, está el lenguaje que utiliza el protagonista. Me parece genial que quiera mostrar que es una persona culta, pero no pretenderá que me crea que alguien habla con su hija como si esta fuera catedrática de la lengua española.

Como dije anteriormente, no es tan sobrecogedor como anuncia en el título en Amazon. Me ha parecido todo muy previsible. Puede que porque he estudiado criminología, porque me trago todas las series policiacas que echan en la tele o porque realmente si te fijas un poco te das cuenta de lo que pasa. Primero parece que el asesino es uno pero es tan ... ¿cómo decirlo...? Tan predecible, que en seguida encuentras al verdadero culpable.

Y por cierto, sabiendo francés te enteras mucho antes de todo.

El final. Ese punto de las novelas policiacas y thrillers que suelen ser impactantes y te llevas la sorpresa porque en ningún momento te esperas nada. Pero aquí es todo muy previsible. Y si quería que impactara más debería haber desarrollado la parte amorosa. No quiero hacer spoiler, pero esto lo tenía que decir.

En cuanto al don de Jayden, se supone que tiene hipermnesia pero con todo lo que cuenta, lo que hace, y la última página del libro, o es algo más sobrenatural o se ha inventado lo que ha querido. La hipermnesia es un trastorno en el que existe una gran actividad encefálica que conlleva un aumento del recuerdo. Se puede dar en fases de manía o euforia, en sujetos con gran inteligencia, etc. Pero no estoy segura de que puedan hacer todo lo que hace el protagonista. Y aunque para muchos la hipermnesia es un problema, él lo lleva súper bien.

También me parece un poco rocambolesco que haga referencia a la novela de su amiga dentro del libro. Si quieres, puedes ponerlo en los agradecimientos porque nadie se cree que una niña americana esté leyendo un libro de una autora española autopublicada. Que además acaba de salir y es imposible que se haya traducido al inglés. Si lo pones, por lo menos que tenga sentido. Para mí, esto es un pegote.

Teniendo en cuenta las buenas valoraciones que tuvo El asesino indeleble y el éxito que ha cosechado, me parece que con este libro se ha relajado mucho y parece más un borrador que la novela acabada. Creo que se ha dado demasiada prisa para poder presentarlo al concurso de Amazon.


PUNTUACIÓN

domingo, 30 de julio de 2017

BEATRIZ G. LÓPEZ #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

La siguiente autora en hablarnos sobre la autopublicación es Beatriz G. López, la autora de El presagio de Horus y 13 Milímetros, Scorpio.


Beatriz empezó a escribir de pequeña, y tras muchos escritos que solo leía ella, decidió presentarse al I certamen Corcel Dorado de Entrelíneas Editores, del que resultó ganadora. La obra premiada fue El presagio de Horus. Tras la recuperación de los derechos, autopublicó la segunda edición de la novela.

Además hace poco publicó su segunda novela Scorpio (primera parte de la saga 13 Milímetros).
Beatriz es diplomada en Turismo y en la actualidad estudia psicología. Es una gran lectora y entre sus autores favoritos se encuentras Ken Follet y Anne Rice.


Puedes visitar la página web de la autora pinchando Aquí.


Año 3661. La raza humana se encuentra al borde de la extinción. En la isla de Urania, una pequeña comunidad vive en paz adaptada a un territorio hostil. Pero la aparición de un cometa anuncia que ha llegado el momento que tanto temen, aquel que se repite cada siete años y que hace que las pocas personas que aún habitan la Tierra se escondan para intentar seguir viviendo.

Calypso, una joven de veintiún años, ya ha presenciado el fenómeno antes. Sabe que no todo está perdido y que es posible resistir a la amenaza que caerá sobre el planeta. Pero también sabe que cualquier error podría empujarles directos hacia la ruina. Es por eso por lo que, junto al resto de miembros de los grupos especiales de su pequeña ciudad, tratará de luchar por la supervivencia de los suyos. Tratará de burlar al Destino una vez más.

Puedes comprar el libro en Amazon pinchando Aquí


Un pasado turbulento ha llevado a Annibal Scorpio a liderar una importante organización de tráfico de drogas. Su nombre es reconocido dentro del crimen organizado, tan respetado como temido. Tiene todo a su alcance: dinero, lujos, mujeres. Poder. Un entorno blindado que le asegura inmunidad.

O eso creía.

Una llamada telefónica. Nadie al otro lado de la línea. Y los cadáveres de dos hombres aparecen en un callejón. Nada fuera de lo común para la policía de una ciudad acostumbrada al crimen. Hasta que descubren sus identidades.

Scorpio es un hombre arrogante, orgulloso, agresivo. Acostumbrado a ganar. Pero un asesino anónimo está poniendo a prueba a su organización. Le está poniendo a prueba a él. Las pistas son confusas. No hay huellas. Tan solo un juego macabro que deja siempre la misma firma: un número tallado en metal.

 “Ahí estaba, observándoles desde las tinieblas de la muerte. Trece.

Puedes comprar el libro en Amazon pinchando Aquí


LA HOJA EN BLANCO
No voy a decir miedo, pero sí respeto. Las ideas fluyen libres en la mente, sin ataduras, sin restricciones… Sin una maldita pista para darles forma sobre el silencio de la hoja en blanco. No importa si se trata de un folio, la hoja de un cuaderno o el espacio virgen del procesador de texto donde el cursor parpadea con insistencia.

¿Cómo empiezo? ¿Debo poner esto o aquello otro? ¿Y si me equivoco? ¿Mi personaje tendría que ser con carácter o algo más tímido? ¿Y el protagonista debería ser zurdo o diestro? ¿Ojos azules o marrones? ¿Es el género que quiero escribir? ¿Gustará mi historia? 

¿Venderá?

Error.

Esta última es una pregunta que inevitablemente tendemos a hacernos, y es sensato tenerla en cuenta, pero no es la más idónea para regir nuestros escritos. Es evidente que nos preguntamos si nuestra creación gustará a quienes nos lean. Gustará. Me parece un modo más bonito de enfocarlo. Lo primordial, bajo mi punto de vista, es que, para que podamos transmitir a los demás, primero debemos satisfacer nuestras propias exigencias. Creo que, si no somos capaces de cumplir con nuestra parte más crítica, difícilmente podremos hacer llegar nuestras ideas a los demás.

Evidentemente, no todo gusta a todo el mundo y es algo que debemos tener claro desde el primer segundo. Sin embargo, este es un objetivo que se tiende a conseguir mediante el camino fácil. ¿Qué es lo que quiero decir? Las modas. Si se lleva un género en concreto en una época puntual, los libros, relatos y escritos en general probablemente se inclinarán a seguir ese género simplemente por vender. No es mi intención afirmar que es lo que hacen la mayoría de personas, pero solo hay que pasarse por las librerías (aunque con mirar Internet es suficiente) para ver cuál es el género que predomina en un momento dado. También se puede aprovechar el tirón para que los propios negocios exhiban ese mismo género para vender más. Al fin y al cabo, de eso viven, pero este es otro tema.

A lo que me quiero referir con esto no es al género que esté de moda en sí. Las modas, en cualquier ámbito, muchas veces nos las imponen, pero son los propios consumidores quienes las mantienen. Esto constituye un debate aparte. Me ceñiré a la hoja en blanco. No todos tenemos las mismas necesidades a la hora de transmitir nuestros escritos, nuestro mundo interior a los demás. Puede ser que para alguien coincida lo que tiene que contarnos con el género en auge, y eso es estupendo, pero… puede ser que no sea así para otras personas.

Escribe. Escribe lo que necesites, lo que quieras compartir con tus futuros (o ya presentes) lectores. Mi opinión es que, si un escritor se ciñe únicamente al tema de moda cuando no es lo que su mente y alma piden escribir, está vendiendo su naturaleza. Aun cuando no consiga vender su libro después.

Es por eso que, cuando se tiene en frente una hoja en blanco, no hay que rehuir la mirada pensando en si lo que haremos lo haremos bien. Si es lo que quieres hacer, lo que quieres contar, bien estará. Es tu historia, tu libro. Eres tú. ¿Cómo puede estar mal eso? Los personajes pasarán por unos escenarios, vivirán unas experiencias y se enfrentarán con unos obstáculos, que resolverán o no, que se ajustarán a tu propio enfoque. Porque eres tú quien decide lo que ocurrirá en ese mundo de fantasía, terror, ciencia-ficción, historia, romanticismo… Los aspectos más puramente gramaticales, de estilo y demás ya vendrán después. Porque la hoja en blanco lo que primero quiere es el núcleo de la historia, su esencia. Esencia que coincidirá con la tuya como escritor.

Y más adelante, cuando esta hoja en blanco ya se haya transformado en decenas, incluso cientos de folios escritos, es cuando comienza todo lo demás. Hablo de lecturas y relecturas, propias y de lectores cero, correcciones, maquetación… Y después el proceso de edición, publicidad, venta… Porque, si decides autopublicar, todo este trabajo reside muchas veces en uno mismo.

Hay mucha tendencia a desprestigiar al autopublicado. Cualquiera puede autopublicar, ¿verdad? Para algunos, esto no tiene mérito ninguno. Se asocia el autopublicado a la baja calidad, al trabajo pobre. He visto por ahí que se dice que algunos no tienen ni corrección y poseen una mala maquetación. Supongo que es como todo: si la primera vez que vas a un melocotonero das con el único melocotón inmaduro, lo muerdes y no te gusta, juzgarás el resto sin haberlos probado. Esa es una de las batallas que debemos afrontar los autopublicados: el juicio de nuestras obras sin que hayan sido leídas.

Para todas aquellas personas que opinan que nuestros libros no han de ser leídos solo por el hecho de haber escogido emprender la andadura en solitario, déjenme decirles algo. Un autopublicado no solo escribe, publica y se desentiende; hay un arduo trabajo detrás, todo aquel que correspondería a una editorial (y que algunas editoriales ni te proporcionan), que llevamos a cabo sin perder la ilusión y peleando por llegar a más gente. Y, por supuesto, haber superado la presión de la hoja en blanco. ¿Creen que todo el mundo vale para ser autopublicado? Prueben.

Y para el resto, para vosotros que escribís, deciros que precisamente no perdáis la ilusión. No es un camino fácil. Escribid lo que necesitéis, lo que está en vuestro interior y grita por ser liberado, incluso cuando no sigue las modas. Teniendo eso, las puertas de vuestro sueño pronto estarán más cerca de abrirse ante vosotros.

Beatriz G. López

sábado, 29 de julio de 2017

MARTA SEBASTIÁN #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

Hoy domingo, la autora que nos visita es Marta Sebastián.


Marta Sebastián es madrileña pero como dice ella, tiene alma gallega. Empezó a escribir incluso antes que a andar.

Actualmente ha autopublicado 3 novelas. Remiendos del pasado (a través de Círculo Rojo), Sueño de cristal y Miradas perdidas. Estas dos últimas novelas son las que os presentaré en esta entrada.

Además, Marta está participando este año en el Concurso de Amazon para autores Indie. Así, que si podéis echarle una mano, os estaríamos muy agradecidas.


Podéis visitar la página web de la autora pinchando Aquí.


Antía se mira en el espejo y no se reconoce. Su rostro sigue marcado por la paliza que le ha dado su novio. 


Antía se mira en el espejo y ya no sabe quién es. Aún no se cree que su madre haya estado toda su vida engañándole sobre su padre. 


Es hora de cortar con todo, de dejar su Galicia natal, de viajar a Madrid en busca de su padre y, quizás, por el camino, encontrarse a si misma y conseguir volver a confiar en las personas y en el amor.

Podéis leer la reseña que hice Aquí

Podéis comprar la novela en Amazon pinchando Aquí


Una mujer aterrorizada. 


Un romance entre cicatrices.

Un acosador entre las sombras. 

«Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas de forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones».

Cuando Aldara, una escritora de éxito encerrada en sí misma, empieza a recibir notas de ese día estilo, la policía no le da ninguna importancia. Sin embargo, ella sospecha que hay algo más.

La casualidad le lleva a Raúl, un detective harto de su trabajo y desengañado de la vida.
El destino lleva años jugando con ellos ¿Serán capaces de enfrentarse juntos a todas las heridas pasadas? Y, sobre todo, ¿conseguirán descubrir quién es el acosador de Aldara antes de que sea demasiado tarde?
Una carrera contrarreloj cuyo ritmo lo marca un espectador entre las sombras.


Podéis comprar la novela en Amazon pinchando Aquí y así ayudáis a la autora con el Concurso de Amazon.


Ser autopublicado no es fácil. Por mucho que algunos se empeñen en vender lo contrario. Justifican su discurso con el hecho de que cualquiera puede subir un libro a Amazon sin haberlos revisado, corregido ni nada... Es cierto. Podríamos subir un “tocho” de 300 paginas poniendo sólo “Sin tele ni cerveza, Homer pierde la cabeza” una y mil veces (lo siento, estoy viendo los Simpson mientras escribo) y quedarnos tan anchos... también dicen que nos hacemos autopublicados porque no pasamos el corte de las editoriales, que los libros no tienen la calidad necesaria...

Se dicen muchas cosas. Y como siempre, la mayoría de las veces que la gente se dedica tanto a atacar a un colectivo, es más bien por miedo...

¿Miedo? Preguntaréis. Pensaréis que a Marta se la ido la pinza. ¿Cómo van a tener miedo las grandes editoriales? ¿Y si os dijera que el 60% de los libros que se venden en Amazon son autopublicados? ¿Y si os dijera que autores consagrados se han convertido en autores híbridos? Sí, como lo oís. Muchos escritores llegan a acuerdos con las editoriales para los libros en papel, pero siguen conservando los derechos en digital.

Ser autopublicado NO es fácil. Claro que podríamos subir un libro como el que he explicado en el primer párrafo. Pero no somos así. No. Para la mayoría de los que autopublicamos esto es nuestro sueño, es nuestra manera de ver la vida, de vivirla... Y sí, por mucho que en publico lo neguemos, a todos nos gustaría poder vivir solo de eso.

Yo NUNCA mandé mis libros a una editorial. Y no porque pensara que no merecían la pena. Todo lo contrario. ¿Pensáis que alguien que sube una parte de si mismo a la red a expensas de que todo el mundo pueda opinar sobre su trabajo lo hace porque cree que no merece la pena? Yo NUNCA mandé mis libros a una editorial. Han sido ellas las que han venido a mi. Pero, tras una mala experiencia con una de ellas... tendría que ser una gran oferta para que me llamara realmente la atención.

Ser autopublicado NO es fácil. No solo tienes que crear y escribir la historia. No. El libro hay que corregirlo, hay que maquetarlo, hay que buscarle una portada, escribir la sinopsis... ¿Y ya está? Nooooo.... Aún queda mi parte más odiada: la promoción. De pronto te pasas horas y horas delante del ordenador hablando de tu libro, intentando atraer lectores... perdida entre miles de otros escritores que quieren lo mismo. Intentando ser original, intentando destacar... Y en un mundo como el nuestro donde todo está inventado, donde la vida de un tuit o un post en facebook es tan corta... es muy, muy difícil.

Por eso los autopublicados necesitamos la ayuda de los lectores, de los blogueros... Porque son nuestra voz en las redes y en las calles.  


viernes, 28 de julio de 2017

GANADORES DEL SORTEO 1º ANIVERSARIO + 300 SEGUIDORES

¡¡Hola queridos dispersos!!

Ya sé que dije que el martes daría los resultados pero entre unas cosas y otras no he tenido tiempo y cuando si lo tenía, se me iba de la cabeza jajaja

Pero bueno, más vale tarde que nunca, y además así os alegro el fin de semana.

¡Vamos allá!

Ganadoras sorteo nacional


a Rafflecopter giveaway

Atendiendo a las preferencia que pusieron en los comentarios del sorteo y el orden de salida en el formulario...

Pack 1: Las damas no montan a caballo -----> Marinacucri

Pack 2: Amor y virtud ------> SchildyBooks Lectora


Ganadoras sorteo internacional


a Rafflecopter giveaway

Atendiendo a las preferencia que pusieron en los comentarios del sorteo y el orden de salida en el formulario...

Pack 3: Las damas no montan a caballo ----> Aída Aisaya

Pack 4: Tren con destino a ti -------> Alhana RivherCross

Espero que estéis todas satifeschas son el libro que os ha tocado a cada una.

Para reclamar el premio, tenéis hasta el domingo 27 de Julio. Enviadme un correo a unalectoradispersa@gmail.com. Para que no se me pase el correo, por favor poned en el asunto Reclamación Premio Sorteo.

Si alguno de los premios no es reclamado se procederá al resorteo.

Pasad un buen fin de semana y seguid leyendo las entradas de la #SemanaAutopublicados.

Un beso

LAURA TÁRRAGA VAÑÓ #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

Hoy es viernes y le toca el turno a Laura Tárraga. ¿Quién no conoce todavía la bilogía Infortunium?

¿Qué es lo que tiene que contarnos?


Nacida en Alcoy en 1994, Laura ganó varios premios de escritura de índole local y en mayo de 2016 decidió lanzarse al mundo de la publicación con su primera novela Infortunium I Guardiana de almas. En noviembre de ese mismo año volvió a publicar una novela con la editorial Círculo Rojo. Se trataba de la segunda parte de su bilogía: Infortunium II Salvadora de almas.

Tras quedarse sin ejemplares, decidió reeditar sus dos novelas con Amazon y publicarlas juntas en un mismo libro.

En estos momentos sigue realizando sus estudios de Turismo en la Universidad.

Para ayudar a otros autores mediante su experiencia, hace poco abrió un canal de Youtube (Aquí). 

Podéis visitar su página de autora Aquí


Guardiana de almas
España, siglo XXIII. Lo único que tiene Azel Viaturi en mente es conseguir un trabajo e independizarse de una vez por todas, por ello, cuando por fin recibe la ansiada carta en la que le designan el puesto a ocupar, la felicidad la invade y piensa que su vida ya está encauzada. No obstante, un accidente desafortunado y presenciar una muerte son dos sucesos que hacen tambalear su mundo y sin tener tiempo para reaccionar, acaba envuelta en una misión descabellada como Guardiana de Almas. Pero no será sencillo y Azel tendrá que hacerle frente a sus temores y luchar a través del espacio temporal con un enemigo que hará lo que sea por alcanzar sus objetivos.

Salvadora de almas 
Azel Viaturi jamás llego a sospechar que ser guardiana de almas la llevaría a la posición en la que ahora se encuentra. Todo a su alrededor se ha desmoronado y ha adoptado un aspecto diferente, su visión del mundo tal cual lo conocía se ha vuelto peor que antes y la misión que ella misma se ha impuesto la conduce por recovecos de la historia difíciles de contemplar. Contando con la ayuda de sus compañeros, traspasará el tiempo y el espacio para dar con un pequeño artefacto capaz de solventar el problema que tiene entre manos y, al mismo tiempo, dar paz a su alma. El peligro y la muerte andan cerca y los componentes del grupo se enfrentarán a cualquier cosa si con ello consiguen alcanzar sus objetivos. Sin embargo, ¿podrá Azel hacerles frente a sus demonios internos? ¿Serán capaces de asimilar las consecuencias que su arriesgada misión pueda provocar? El juego continúa y el premio es seguir con vida.

Podéis comprar la novela en Amazon tanto en digital como en papel (Aquí)


Autopublicar ha supuesto un cambio en mi vida bastante fuerte, así que mi experiencia ha sido muy gratificante. No tengo muy claro cómo va a salir esta entrada, pero espero que sirva a alguien.

En primer lugar, antes de autopublicar, lo que hice fue investigar sobre las distintas formas que hay para hacerlo, consulté editoriales, precios, etc. Y tras hacer un balance sobre los pros y los contras, sobre cuánto dinero iba a gastarme y cuánto debía vender para conseguir recuperar la inversión, me lancé a autopublicar.

La verdad es que creía que recuperar la inversión iba a ser mucho más complicado, pero la verdad es que fue en poco más de un mes cuando ya tenía todo lo que había invertido en los libros, todavía me quedaban muchos libros por vender, pero al menos ya tenía el dinero que volvería a invertir en la segunda parte.

Por otro lado, la mejor parte de la experiencia se la llevan las reseñas y los blogs literarios, me parece que han sido la parte más importante de todo el proceso, no solo porque son lectores muy apasionados y que suelen compartir por redes sus progresos, sino porque también son tus mayores críticos. Yo aprendí —aunque mi vena crítica ya lo sabía— que mi libro no era perfecto, pero ellos me ayudaron a darme cuenta en qué partes fallaba y en cuáles debía seguir mejorando para ir a más. Creo que esa es la parte que más me ha gustado de autopublicar —aunque, bueno, eso también se da con la vía tradicional, pero ya me entendéis—. Gracias a esto he podido meterme en un mundo que me apasiona y poder aprender más y más de él con cada día que pasa. Me he sentido arropada por personas maravillosas y he aprendido —y sigo aprendiendo— cosas que me hacen mejorar escribiendo.

Así que yo recomiendo autopublicar no sólo por el hecho de tener un libro en físico y delante de ti, sino también por todo lo que te puede enseñar, la cantidad de esfuerzo que tienes que hacer, quitarte la vergüenza de encima y ser más independiente de lo normal. También os digo que si queréis autopublicar, tengáis claro que no os van a regalar nada, y que va a costar el doble o el triple que con una editorial convencional, pero la satisfacción de ver que algo funciona y, encima, que lo has conseguido tú solo, es increíble.

Así que si os animáis, tened claras las cosas, no hagáis chapuzas y cuidad muchísimo a vuestro libro, por dentro y por fuera. Ese sería mi consejo más importante, creo yo.

Disfrutad de la semana de autopublicados.

Laura

jueves, 27 de julio de 2017

LAURA MORÁN IGLESIAS #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

La siguiente escritora es Laura Morán. Gracias a su artículo de hoy descubriréis si la autopublicación es para vosotros o no.

¿Listos?


Laura se define en su página de autora como “escritora a tiempo completo, profesora de inglés de vez en cuando y traductora cuando la ocasión lo requiere”. Lleva escribiendo desde los 5 años y le encanta leer. También es consumidora de videojuegos, cómics y animación.

Ha ganado varios certámenes de relatos y hace poco publicó su novela A través de la arena.

Podéis visitar la página de la autora pinchando Aquí


Atrapados en un desierto sin fin, las vidas de Dins y Nuage no pueden ser más distintas. Él es el príncipe heredero de su país. Ella, una ladrona sin familia ni futuro. Pero ambos quieren lo mismo: ansían la libertad, descubrir si el mundo es en realidad el reino en el que viven o si tras las dunas hay algo más.

Cuando sus caminos se cruzan, tendrán que enfrentarse a los gigantes del pasado y aprender a trabajar juntos si quieren sobrevivir a su aventura. ¿Serán capaces de huir de lo que se esconde en la arena, o plantarán cara a la verdad?

La novela de género fantástico tanto juvenil como adulto tiene 300 páginas y la edición impresa tiene tamaño A5 en tapa blanda con solapas.

Si queréis haceros con la novela podéis encontrarla en digital en Amazon (Aquí), en LEKTU (Aquí) o en la página de la autora (Aquí).

La única forma de comprarlo es formato físico es a través de la página de la autora ya que por la compra, Laura os obsequia con un marcapáginas.


La autopublicación no es para ti

Tal y como me lees. La autopublicación no es para ti, porque no es para todo el mundo. ¿Quieres saber por qué la autopublicación no es para ti? ¡Sigue leyendo, y léeme hasta el final!

La autopublicación no es para ti si consideras que los autopublicados son aquellos rechazados por una editorial.

La autopublicación no es para ti si piensas que el trabajo de publicidad consiste en hablar de tu libro a todas horas, en cualquier parte y cualquier lugar.

La autopublicación no es para ti si crees que, una vez escrito el libro, ya está todo el trabajo hecho.
La autopublicación no es para ti si piensas que autopublicar “lo hace cualquiera”.

Si consideras que autopublicar es imprimir tu libro y ponerle unas grapas para que no se escapen las hojas.

Si crees firmemente que la única manera de triunfar es que te publique una editorial.

Si opinas que todo lo que hay autopublicado es literatura menor.

Si llamas “fanzines” a los cómics autopublicados, a pesar de que ofrezcan contenido original o de calidad.

Por todas estas cosas, la autopublicación no es para ti. Porque la autopublicación es para aquellos que saben el esfuerzo que hay detrás de cada obra autopublicada. Para los que están dispuestos a ser escritores, correctores, maquetadores, editores y publicistas de su propia obra. Para los que se quedan hasta tarde levantados comparando tipos de papel, tratando de decidir en cuál quedaría mejor el suyo. La autopublicación es para aquellos que saben que las editoriales son solo uno de los caminos para llegar al público, y han decidido escoger el otro: el menos transitado, a veces el más duro, pero igual de válido.

Aunque, si estás leyendo esto, quizás la autopublicación sí sea para ti. Como lector y como autor.

Si estás pensando en autopublicar, y te has visto negando fuertemente a todo lo que afirmaba ahí arriba, entonces quizás la autopublicación sí es para ti. No te voy a dar consejos; otros lo harán por mí. Pero sí te puedo decir que es un camino duro y maravilloso, estresante y reconfortante, que puedes seguir a tu propio ritmo.

Si eres un lector que no se ha animado a leer autopublicados por alguna de las razones mencionadas, o quizás por muchas otras, danos una oportunidad. En el mundo editorial hay mucho bueno y mucho malo; y en el mundo de la autoedición, también. Pero te digo que nadie ama su obra tanto como un autoeditado. Y nadie ama a un lector tanto como un autoeditado. Danos una oportunidad para que te demostremos que no somos obras de segunda, sino maravillas esperando a que las descubras.

Lee autoedición. Conviértete en autoedición. La autoedición sí es para ti.

La autoedición es para todos.

miércoles, 26 de julio de 2017

ARI LEMARKO #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

La siguiente en hablaros sobre la autopublicación es Ari Lemarko. Si habéis estado atentos al blog, sabréis que la semana pasada hice la reseña de su última novela. Pero no adelantemos acontecimientos. Vayamos paso a paso.


Ari Lemarko es el pseudónimo de Lorena, una escritora vasca de ascendencia maña nacida en 1984. Compagina su trabajo en Sanidad con la escritura de sus novelas y ser administradora de su propio blog Un chicle en la repisa.

En octubre de 2016 autopublicaba su primera novela La séptima luna llena y en mayo de este año volvió a autopublicar. En esta ocasión fue un libro con tintes de humos titulado Campamento Freaky.


Prepara tu maleta a conciencia porque durante los dos próximos meses tendrás que vivir rodeado de naturaleza, ocio tradicional y compañeros peculiares.
Acompaña a Beca a través del bosque animado para sumergirte en el lago de lo absurdo e interiorizar los valores de este campamento: respeto, fuerte autoestima y una eterna sonrisa.

Puedes comprar tu ejemplar tanto en digital como en papel en Amazon (Aquí) y cotillear mi reseña Aquí


El primer día de clase siempre resulta aburrido (como todos los demás), ¿o no?

La llegada de JAREK y GIOVANNA revoluciona la monótona existencia de KATTALIN, que se dedica a vagar a través de los días tratando de pasar inadvertida ante los ojos de su peor ENEMIGA.

Giovanna y Kattalin parecen muy distintas, pero comparten un SECRETO: un DON que marcará el PRINCIPIO o el FIN.

Conocerse no fue casualidad y pronto lo van a descubrir, aunque deberán hacerlo antes de la séptima luna llena.

Puedes comprar tu ejemplar tanto en digital como en papel en Amazon (Aquí)

¡Hola a tod@s!

En esta semana tan importante para los autopublicados vengo a contaros mi humilde experiencia.

Comencé en un taller de Escritura Creativa allá por febrero de 2014 y, aunque siempre he estado buceando en el mundo de las letras de una u otra manera, fue a partir de ese momento cuando decidí comenzar a escribir «en serio» y leer más géneros. Después de un año, me apunté a otro taller de Redacción y Estilo y al terminar ambos me lancé a escribir mi primera novela: La séptima luna llena, un libro juvenil que yo defino como una mezcla entre A 3 metros sobre el cielo, Entre Fantasmas y Chicas malas. Recientemente, he autopublicado Campamento Freaky y este año verán la luz otros dos más: Valenteam  y la mansión Pemberton (más infantil) y una distopía-cyberpunk sin bautizar aún.

La vida de un autor autopublicado es complicada, pero no más que la de cualquier otra persona con un hobby o sueño que quiera llevar al límite. En mi opinión, requiere sobre todo constancia, tiempo, paciencia y capacidad de sacrificio. Es un trabajo desagradecido a nivel económico y de reconocimiento, pero te enriquece como persona cual pastilla de caldo; pasas de tener cara de haba por culpa de un trabajo por cuenta ajena (que en la mayoría de los casos no apasiona) a adquirir el brillo de la ilusión en la mirada.

Puntos clave (según mi criterio):

1. Lee, relee, repasa, cambia, corrige… Depende de ti todo este proceso. Tiene que llegar a un punto en el que conozcas de memoria cada coma.

2. Portada y contraportada decente: gustará más o menos, pero que se note una mínima calidad. En la web de Fiverr hay precios económicos con resultados buenos.

3. Corrección ortotipográfica del libro: duele despedirse con la manita del dinero para saber que probablemente no volverá, pero si no inviertes, fijo que no lo hará; ¿a quién le gusta leer algo lleno de faltas de ortografía? Da sensación de dejadez. A no ser que seas una máquina o filólogo, te aconsejo que sueltes los euros.

4. Maquetación: Por favor, no obvies este paso ni le restes importancia. No hay nada peor que unos márgenes desproporcionados, una página blanca que ciegue, palabras mal separadas a final de línea, letra bonita pero incómoda para la lectura… Hay muchos vídeos en Internet para aprender. Si lo haces tú mismo, aunque al principio te cueste y pierdas días enteros queriendo estampar el portátil, lo agradecerás en varios aspectos más adelante (dinero, tiempo, personalización…).

5. Amazon es muy buena opción: no es la única y el beneficio no es tanto como parece (sobre todo si vendes poco), pero de momento es lo que yo utilizo porque te permite publicar en físico: Createspace (plataforma en inglés) y digital (Kindle: KDP).

6. Redes sociales: yo me negaba categóricamente al principio, pero me di cuenta enseguida de que era imposible darme a conocer y que se me hiciera caso si no me promocionaba en Internet.

Depende del género que escribas, hay unas más adecuadas que otras.

En mi caso, estoy en Twitter, Goodreads y tengo mi propio blog, un rincón variopinto creado con mucho cariño (www. unchicleenlarepisa.blogspot.com).

Recomiendo ver con frecuencia booktubers en YouTube; te mantienen al día, te dan pistas interesantes y te entretienen (yo me maquillo escuchándolos mientras desayuno antes de ir al curro).

7. Las prisas no son buenas: siempre que vas a publicar y sobre todo la primera vez tienes unas ganas locas de soltar el libro (mezcla de emoción con desesperación y saturación), pero ¡quieto! No has estado meses o años trabajando para fallar en el último momento por ansioso. Respira, ya no queda nada, dale a tu obra la presentación que se merece.

Y este es el resumen muy general, así que os dejo mis datos por si queréis poneros en contacto conmigo para hablar sobre autopublicación o alguna otra cosilla: a través de mi Twitter (@arilemarko) o en mi correo arilemarko@gmail.com

¡Besos!



martes, 25 de julio de 2017

GEMA LÓPEZ SÁNCHEZ #SemanaAutopublicados

Seguimos con la semana autopublicados. Si no sabéis de que os hablo, lo explico todo en la entrada del lunes y recordad que podéis seguir las publicaciones de los demás participantes en Twitter con el hastag #SemanaAutopublicados.

La siguiente autora es Gema López.

¡Vamos allá!


Gema estudió el doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Compagina su trabajo de escritora con sus trabajos de locutora y directora de un programa de radio y de ilustradora.

Este año ha ganado el II certamen Fussion Editorial de Relato Romántico/Erótico. Además de este premio, recibido hasta un total de 5 premios más y ha sido finalista en otros tantos.

Tiene tres obras publicadas: Cuentos para despertar, y una bilogía titulada Mekronos. Este año ha visto la luz la segunda parte de esta bilogía, Mekronos Metamorfosis.

Podéis visitar la web de la autora Aquí   



Tendrías que haberte retirado a tiempo de esto. Ahora ya no tiene remedio. TE MATAREMOS"

Esmeralda era una universitaria normal y corriente hasta que conoció a Mekronos, una inteligencia artificial que ha conseguido acceder al mundo físico convertido en un tatuaje con forma de dragón. Mekronos puede convertirse en cualquier cosa y es prácticamente indestructible, pero está obligado a vivir pegado al cuerpo de Esmeralda porque es un simbionte. El mundo digital del que proviene Mekronos se llama Aicran y en este momento está siendo controlado por Metatrón, una organización secreta con sede en Madrid. La cosa se complica cuando Nargos, un grupo terrorista que tiene acceso a Aicran, amenaza a Esmeralda y a sus seres queridos. Esmeralda y Mekronos se verán obligados a tomar partido en una discreta guerra a través de los dos mundos.


Podéis comprar la novela en Amazon (Aquí


No son buenos tiempos para los artistas, y para los escritores tampoco. Aunque, bien pensado, ¿alguna vez han sido buenos tiempos para el arte?

La realidad es que a la mayor parte de los artistas, y en especial a los escritores, no les suena la flauta.
Un escritor puede escribir relatos, microrrelatos, cómics, poesía... Pero como en el mundo de la escritura también hay tópicos tú no eres escritor hasta que has escrito una novela.

Vale, ya tienes tu novela. Dejas que otros la lean y se quedan con la boca abierta. “¿De verdad esto lo has escrito tú?”, te dicen. No te jode, si quieres lo ha escrito el perro. Me quedé con las ganas de decirlo muchas veces pero es que cuando no escribo soy muy educada. En fin, la incredulidad te lo confirma: tu obra es buena.

Solo falta una cosa... publicarlo. Y ahí es donde empiezan de verdad tus problemas.

Lo envías a editoriales que ni siquiera se molestan en contestarte para darte la patada en el culo. Eres novel. Te desesperas. Sabías que sería difícil, pero no creías que tanto. Pero, ¡espera! ¡Hay una luz al final del túnel! Existe una posibilidad. Existe en mundo de la AUTOPUBLICACIÓN pero, ¡sorpresa! No tienes dinero. Por lo que buscas alternativas en la hermana fea de la autopublicación: EL MECENAZGO. O dicho de forma más guay (perdón, cool) el crowdfunding. Haces spam en tus redes, le pides dinero hasta a tu primo segundo y mendigas. Porque sí, estás mendigando. Pero esto tiene algo bueno, y es que te das cuenta de que tus amigos del alma que te quieren un huevo no darían por ti ni un duro (literalmente) Total, que milagrosamente consigues la pasta. No será porque la susodicha editorial te ha ayudado a promocionarte porque como mucho ha puesto dos tweets, pero bueno, estás tan emocionado que ni lo piensas. Les das el dinero y esperas.

Y esperas.

Y esperas.

Y esperas.

Y cuando llevas un año esperando, entonces, la publican. Con la justificación de que ‘Su editorial tiene un determinado estilo’ te han jodido la novela a base de erratas. Pero da igual. Tienes la novela entre tus brazos. Te ha costado sangre, sudor y lágrimas pero ahí la tienes, tu primera novela.

Y te sientas a esperar, como un gilipollas, que te llueva el dinero y los aplausos.

Pero espera, algo va mal.

No ves promoción de tu novela por ningún lado. Nadie sabe que existe. Es invisible. Parece que ni los de la editorial saben que existe. Te prometieron qué harías una presentación del libro y que lo publicitarían, todo mentira. La promocionas tú como un tonto, pero no tienes manera de saber si se vende o no se vende. Aunque, a estas alturas ya empiezas a pensar mal. Y piensas peor cuando pasa el tiempo, no recibes ni un céntimo, no sabes qué pasa con tu obra, no contestan tus mensajes o los contestan con excusas. Ya no tienes dudas: te han estafado. Te han estafado como estafan a miles de pobres ilusos como tú cada día. El sueño de tu vida se ha convertido en pesadilla.

Tú solo querías escribir. Querías que el corazón de tus lectores se encogiera con tus palabras, que tu libro les hiciera sentir lo que tú sentías al escribirlo. Pero te han sajado, y ahora solo rezas para que se acabe tu contrato y enviar a esa editorial al carajo.

Escribes tu siguiente novela. Pero ya no quieres saber nada de editoriales de ningún tipo. Así que zarpas rumbo a la aventura de la autoedición indie. Oh, indie, qué bien suena.

A partir de ahora ya no eres escritor y cualquiera que sea tu profesión de plan B. Ahora también eres editor, diseñador, maquetador, correctos, publicista, community manager, agente literario, bloggero, diseñador web, ilustrador, secretario y un interminable etcétera. Al menos todo lo que ganas, por poco que sea, es para ti... MENTIRA, la plataforma en la que expones la obra se queda con un 70% (aunque digan que es el 50 o menos, todo lo sabemos). Pero estás satisfecho, siempre es mejor que se queden un 70 que un 100, ¿no? Por lo menos saber a lo que atenerte.

Desempeñas todas tus profesiones, haces spam a lo bestia y... poco a poco empiezan a comprarte libros.

El problema, es que casi la mitad de tus lectores y fans no la han comprado, sino que la han descargado ilegalmente por internet con ayuda de los piratas. Te da por buscar tu título y ves mil enlaces de ‘Ebooks GRATIS’...

Pero vemos lo positivo, y es... que a la gente le gusta.

Empiezan a aparecer voces que dicen que aman tu obra.

Empiezan a llegarte mensajes de gente que te dice “gracias por escribirla, la necesitaba”.

Esto es paz interior y los demás son tonterías.

Cuando te empiezan a llegar reseñas positivas de los blogs y, sobretodo, cuando ves que alguien te ha hecho un fanart, mueres de amor y vomitas arcoíris.

Sí... es una mierda ser escritora...

... pero no lo cambiaría por nada del mundo.

Podéis leer el texto completo Aquí 

lunes, 24 de julio de 2017

ARANTXA RUFO #SemanaAutopublicados

Me he apuntado a la #SemanaAutopublicados organizada por Carmelo Beltrán del blog El rincón de las páginas y del canal de Youtube con el mismo nombre (Canal).

En esta semana, nos vamos a unir muchas personas para darle visibilidad a los autores autopublicados e intentar que desaparezcan los prejuicios que todavía muchas personas tienen a la hora de darle la oportunidad a un libro autopublicado.

Todo lo que se publique esta semana, podéis seguirlo en Twitter (y supongo que en más redes sociales) mediante el hastag #SemanaAutopublicados.

Durante esta semana, pondré el blog a disposición de varias autoras para que os cuenten su experiencia, os aconsejen o simplemente os cuenten lo que crean necesario. Os dejaré información sobre ellas, la sinopsis de sus novelas y seguidamente, el artículo que han escrito expresamente para esta semana.

Y en Twitter crearé un hilo en el que os iré recomendando libros autopublicados.

Y la que abre esta semana de autopublicación es Arantxa Rufo. Una de mis autoras autopublicadas favoritas.



Nacida en Madrid en 1979, ha vivido casi toda su vida en Tenerife. Tras acabar sus estudios de imagen y sonido, ha tenido trabajos de todo tipo. Lleva desde la infancia escribiendo, pero fue el año pasado cuando decidió autopublicar su primera novela, En el punto de mira.

Podéis leer la entrevista que le hice Aquí y visitar su blog pinchando Aquí


Arthur R. Thompson, un importante hombre de negocios de Londres, es asesinado en plena calle por un francotirador. El inspector Daniel Ryman y el sargento Saunders, encargados de la investigación, no quieren creer que el asesino a sueldo conocido como el Fantasma haya vuelto a actuar, aunque el modus operandi es el mismo y todas las pruebas apuntan a ello.

Según avanza el caso, los dos policías tendrán que aceptar la verdad. El Fantasma ha vuelto. ¿Lograrán atraparlo esta vez?

Kathleen Addams, junto con el hacker Jason Cole, es propietaria de una empresa de seguridad informática, una tapadera para su verdadera profesión: matar por encargo. Y aún le quedan dos trabajos más por hacer, debe eliminar a Davies y a Yates, los dos socios de Thompson. Ambos merecen morir y ella está dispuesta a llevar a cabo la justicia que la ley no es capaz de ofrecer.

Pero Kathleen se enamora de quien menos le conviene y todo cambia. Sus nuevos sentimientos ponen en peligro la misión. 

¿Será capaz de llevarla a cabo? ¿Logrará el policía evitar que lo haga? 

¿Dónde está la línea que separa el bien y el mal?


Podéis leer mi reseña Aquí y comprar la novela Aquí. Además este mes la versión digital está a mitad de precio



Cuando le preguntan a un escritor por qué se decidió por la autopublicación, la variedad de respuestas es enorme, aunque creo que nunca he oído a ninguno que dé la que me llevó a mí a elegir ese camino: la impaciencia. Llevaba tanto tiempo revisando, corrigiendo, volviendo a revisar, volviendo a corregir... Que el día que decidí que ya no podía más me juré que pasaría página de esa novela y me pondría con las siguientes, o no la dejaría nunca. Inocente de mí.

Cuando un informe de lectura realizado por una empresa profesional me aseguró que debía publicar la novela, no me imaginé mayor tortura que pasar meses recorriendo editoriales, llamando, enviando y suplicando atención de un mundo que, por lo que otros con más experiencia me habían dicho, no leerían ni una sola línea si yo no tenía ya un nombre que me respaldara. No, yo quería olvidarme de ella, dejarla libre a vivir su mundo. Y por eso elegí autopublicarla.

No me arrepiento, aunque si lo hice para no seguir trabajando en ella, me lucí, porque algo que hace un autor que quiere autopublicar es trabajar como un... (bueno, ya sabes cómo). Básicamente porque las editoriales cuentan con un equipo de profesionales con experiencia, cada uno de ellos especializado en uno de los pasos a seguir antes de tener una obra publicada: tienen correctores, editores, maquetadores, diseñadores y, por supuesto, publicistas y distribuidores.

Ay, amigo, ahí está el problema del autor que decide autopublicar. Que no tenemos ni idea de uno solo de esos pasos. Así que toca aprender y, sí, toca trabajar. Corregir hasta la última coma de la novela, que no va aquí, que va allá, o que no va, o que quizá deberías sustituirla por un punto o ¡horror! un punto y coma. Que si las negritas, que si los espacios, que si los títulos. Que si la tipografía apropiada para el papel , que si los saltos de página en el formato digital. Que si la portada...

Por supuesto, puedes contratar a gente que lo haga por ti, y si puedes permitírtelo, por dios, ¡hazlo! Pero si no puedes, prepárate para darte cabezazos contra la pared.

Pero. Siempre hay un pero, ¿verdad? Cualquiera que haya leído hasta ahora pensará "no autopublico ni de coña". Espera, no lo descartes todavía. Hay un pero.  El otro día hablaba con una escritora que ha publicado con editoriales, y me decía que envidiaba la capacidad de decisión que había tenido yo respecto a todo lo referente a mi novela. Y es que, claro, todas las decisiones han sido mías, pero no así las suyas.  Ella entregó un manuscrito y ahí le perdió la pista, para lo bueno y para lo malo, le llegaban las decisiones ya tomadas y ella solo podía decir sí o no y solo hasta cierto punto.

Es una ventaja del autopublicado, casi la única, pero no es pequeña.

Hay mucha gente que remarca las diferencias entre ambos métodos a la hora de cobrar. No puedo hablar, solo conozco la autopublicación. Sé que se cobra más por unidad vendida y que se reciben las regalías antes, pero, a cambio, una editorial tiene acceso a muchísimos más compradores. Si es que decide apostar por tu libro, porque a lo mejor no, a lo mejor te publica y luego te condena a una esquina oscura de una megalibrería en la que no te verá nunca nadie. Puede pasar.

Así que en algunos casos la decisión será propia, en otros será forzada al no recibir respuesta de editoriales. En cualquier caso, autopublicar es una experiencia dura, pero vale la pena. Eso sí, lo único que puedo aconsejarte es que no descuides ni un poquito la calidad de tu texto, porque no podrás echarle la culpa a nadie cuando los errores comiencen a salir.